Categorías
blog

Antes de recibir, hay que dar.

Comparte

Mentalidad de abundancia, ¿por qué es mejor dar antes que recibir?

¿Cuántas veces hemos encontrado tantas cosas que deseamos y sin embargo, no queremos dar nada a cambio para obtenerlas?

Entender este principio de dar y de recibir me lleva a una reflexión:

¿Te has preguntado por qué el mar muerto, está muerto?

Investigando un poco acerca de ello, te podrás enterar de que el mar muerto no es un mar sino que se considera un lago. Para ser un mar tienen que haber ríos desembocando en él y así el mar se alimenta de ellos.

Define objetivos ambiciosos

Busca siempre dar lo mejor de ti para ser el mejor. Deja a un lado las excusas, empieza por estudiar muy bien tu proyecto, establece objetivos y crea herramientas útiles para alcanzar tu meta. Probablemente en el camino te encuentres con muchos obstáculos y aunque algunos parezcan imposibles de superar, nunca te rindas. Recuerda que los problemas te brindan una nueva oportunidad de aprender y corregir lo que no funciona.

Cambia de actitud

En lugar de sentirte frustrado porque algo no está funcionando, determina las causas de dicha situación y crea estrategias que te permitan superar las dificultades. No obstante, antes de culpar a los demás por tus problemas, analiza tu actitud y tu comportamiento frente a estos, allí encontrarás mejores respuestas. Por otra parte, vete a ti mismo victorioso, así eliminarás de tu mente todo pensamiento negativo y le darás un giro positivo a las cosas malas que te sucedan.

Administra bien los recursos económicos

El hecho de que tu negocio sea rentable, no significa esté libre de deudas. Por esto, es muy importante que cuentes con un buen plan financiero que no solo te sirva de guía para invertir bien tu dinero, sino que también te permita mantener un capital estable. Igualmente, procura monitorear tus finanzas constantemente y asegúrate de que todo marcha bien.

Adáptate a las circunstancias

Si la estrategia que creaste no genera buenos resultados, no te cierres en que esa es la única posibilidad que tienes para triunfar. Cambia todo lo que sea necesario para que tu negocio no desfallezca y progrese de manera significativa.

Para terminar, renuévate, busca crecer cada día más y sobre todo no te conformes con poco. Aspira siempre a destacarte por la calidad de tu trabajo y mantente firme con lo que quieres lograr.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *